Necropolis Review

Facundo Maciel

Un roguelike de acción/aventura llega para poner a prueba nuestras habilidades.

¿Qué pasaría si ponemos a Dark Souls, Soul Reaver y Galak-Z en una licuadora? Si a eso le agregamos un presupuesto moderado, Necropolis es la respuesta.

Necropolis es un juego de acción/aventura. Sin demasiada introducción, tendremos que seleccionar un personaje de entre los distintos modelos disponibles, para sumergirnos en una especie de laberinto vertical. Este se divide en secciones diseñadas aleatoriamente que tendremos que atravesar. Nuestro objetivo: llegar hasta el fondo.

La selección de nuestro personaje, modifica atributos generales como la velocidad y la agilidad. Una vez que empecemos a jugar, tendremos que avanzar enfrentándonos a distintos enemigos con una dinámica similar a la de Dark Souls. El combate es lento y requiere cierta estrategia. Para combatir podemos: atacar, defendernos con un escudo, utilizar ítems que sirven para lanzar hechizos y hacer distintos esquives.

Lo original es que cada brazo está asignado a un gatillo del control, por lo que para usar lo que sea que tengamos en la mano derecha o izquierda tendremos que presionar el botón correspondiente. Hay un movimiento primario y secundario para cada uno, ampliando las opciones de combate.

Descansando en la hoguera… Pará. ¿Por qué me suena?

Como buen roguelike el costo de morir es alto. A eso hay que sumarle una jugabilidad del estilo de Dark Souls.

Perder es caro.

A lo largo de la aventura podemos cambiar nuestro armamento con lo que encontremos desperdigado por los niveles o le logremos sacar a nuestros enemigos. Las distintas armas y escudos varían en su material, su alcance y su elemento. Si combinamos esto con el tipo de personaje que elegimos al principio, podemos armar nuestro guerrero de preferencia.

A diferencia de algunos roguelike, llegar al final es posible (difícil pero posible). Lo que cambia cada vez que morimos son los niveles por los que vamos descendiendo, de aquí el parecido con Galak-Z. Si morimos, tendremos que empezar desde cero; lo único que trasciende nuestra vida son los fragmentos de historia que encontremos, y unas monedas que conseguimos completando áreas y cumpliendo objetivos, que nos sirven para comprar estratégicamente algún ítem o pieza de equipo.

La estética es lo que le da un aire al Soul Reaver. Según la historia, el juego toma lugar en un espacio creado de la ruptura del tiempo mismo. Los diseños son un tanto minimalistas y predomina una escala de grises, con escenarios tanto abiertos como cerrados. En principio es interesante, pero no tiene la variedad suficiente, cansando a la vista relativamente rápido.

What are you buying?

Con este juego me pasó exactamente lo mismo que con Galak-Z: lo empecé sin saber que se trataba de un roguelike. Al morir me encontré en la pantalla de inicio pensando que era un error o que había grabado mal. Rápidamente me di cuenta de qué se trataba, lo que me pareció interesante para el género del juego.

Considerando el origen independiente del proyecto, haberlo hecho así fue una gran elección. Imagino que sólo alcanzaba el presupuesto para una cierta cantidad de diseños, y bajo este género se camufla la reiteración bastante bien. Seguramente, si hubieran ido por una aventura convencional se hubieran quedado cortos.

El juego es exactamente la mezcla de los títulos que mencionamos al comienzo. Si bien no está a la altura de ninguno de estos, es una linda aventura para cualquier interesado del género, sea de aventura o un roguelike original.

¿LO JUEGO?

Si bien no llega al nivel de los juegos en los cuales se basa, es una buena experiencia para los simpatizantes del género.

Lo Bueno

  • Roguelike de aventuras en tres dimensiones.
  • La estética en líneas generales.
  • La asignación de botones por brazo.
  • Un desafío justo.

Lo Malo

  • Se vuelve un poco repetitivo.
  • Algún ocasional enemigo demasiado fuerte que sale de la nada.
7

Bien logrado

Facundo Maciel
Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Prefiere jugar en las consolas de Sony, aunque también le gustan las portátiles de Nintendo y en lo posible escapa de la PC como plataforma de videojuegos. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre.