(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25934338-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');

Dragon Ball Fusions Review

Todas las eras de Dragon Ball se fusionan en un solo juego.

Dragon Ball es una franquicia mundialmente conocida; como tal, tiene muchísimos juegos en su haber. Mientras que en las consolas de sobremesa se intenta ir a lo seguro con peleas tanto en 2D como 3D, en las portátiles se suele experimentar con distintos géneros. Si bien algunos no son tan conocidos, contamos con RPGs tradicionales, beat em’ ups y hasta plataformas.

Dragon Ball Fusions es una mezcla entre RPG y juego de estrategia táctico al mejor estilo Disgaea, de esos donde la posición de nuestros personajes importa -con la salvedad de que no veremos un tablero con cuadrículas como suele suceder.

En Fusions contamos con peleas de hasta cinco personajes. Por el lado del rol, tenemos las opciones de atacar con un golpe común, con una ráfaga de ki, o con alguna habilidad del amplio repertorio de ataques de la serie. Al avanzar podremos acceder a más acciones específicas, entre las que se destaca la fusión quíntuple, un ataque devastador que demanda un turno de todos los miembros de nuestro equipo.

Por el lado táctico, es fundamental tener en cuenta la posición tanto de nuestros personajes como de los rivales. Cualquier ataque que realicemos tiene un efecto en el campo. Desde el área que abarcan las habilidades, hasta la dirección a la que mandamos volando a nuestro enemigo. Por ejemplo, si un personaje es golpeado hacia afuera del ring, saldrá volando recibiendo daño extra. Son pocos los juegos con estos sistemas híbridos, donde planear mal cualquiera de las fases puede hacer una gran diferencia entre la victoria o la derrota.

La fusión quíntuple.

No sólo tenemos que pensar qué ataque es más conveniente, sino que es fundamental tener en cuenta la posición de nuestros enemigos.

Fuuusión, de todo tipo.

La historia es muy simple: nuestro protagonista -100% customizable- y su rival, encontraron las esferas del dragón. Su deseo fue el de competir en el torneo más ambicioso del mundo para probar quién es más fuerte.

Dicho y hecho, se crearon una serie de mundos que fusionan todas las eras y todos los personajes de Dragon Ball. Nuestro objetivo es armar un equipo de cinco para competir y ganarle a nuestro rival. Para que se den una idea de la variedad -si bien podemos reclutar casi a cualquier personaje- nuestro plantel principal está compuesto por Goten y Trunks de Dragon Ball Z; Pan de Dragon Ball GT; y Goku de Dragon Ball.

A diferencia de Xenoverse 2, no es necesario conocer la historia original. Sencillamente podemos pensar al juego como un Dragon Quest simplón, con una historia entendible para cualquiera. Por supuesto que habrá momentos que representan delicias para los fans, como todas las fusiones que hay entre personajes, pero esto no es una barrera de entrada demasiado grande.

Gráficamente es sencillo, pero destaca que todos los personajes están recreados de manera muy fiel. Esto se aprecia más en las distintas regiones que mezclan locaciones de todo el anime, con un cell-shading que le da un tono consistente a todo el juego.

La banda sonora es aceptable, con algunas melodías que nos harán pensar en los temas clásicos. Lamentablemente, estos siguen brillando por su ausencia.

Lo más destacable del juego son las animaciones de combate. Los distintos planos y movimientos rápidos de cámara imitan las peleas del anime, haciendo los combates agradables y entretenidos.

“¡Báculo sagrado, crece!”

Esperaba Dragon Ball Fusions desde que vi ese primer tráiler, donde mostraban cómo casi todos los personajes se pueden fusionar entre sí. Encontré una aventura donde no sólo eso está presente, sino que ofrece mucho más. Un gran juego de RPG/estrategia, que consigue generar un balance impecable entre los dos géneros.

Si bien es algo simplona, la historia y los diseños de varios aspectos del juego nos hacen recordar mucho a un Dragon Quest (recordemos que varios de los diseños de personajes de esta saga fueron realizados por el creador de Dragon Ball). Esto hace que una persona que no conozca la serie pueda jugar al juego como si fuera un RPG más, donde los personajes conocidos son tan desconocidos como los de cualquier aventura nueva.

¿LO JUEGO?

Sí, un lindo juego para los poseedores de una 3DS.

Lo Bueno

  • Fusión de mundos, de personajes y de mecánicas de juego.
  • Sistema de combate.
  • Gran cantidad de personajes.
  • Largo, con muchas misiones principales y secundarias.
  • Accesible, hayas visto o no Dragon Ball.

Lo Malo

  • La historia puede ser medio infantiloide.
  • Algunas misiones secundarias son exageradamente rebuscadas, desentonando con el juego.
7.5

Bien logrado

Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Histórico usuario de PlayStation y las portátiles de Nintendo, recientemente sumado a Xbox gracias a GamePass y el trabajo. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre. Facu trabaja en Microsoft.