(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25934338-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');

Hitman Review

Fin del camino. La primera temporada del tour por el mundo del agente 47 llega a término en Hokkaido, Japón.

Hitman decidió tomar un camino distinto con respecto a sus juegos. Hitman 2016 imitó el estilo de juego de Absolution agregándole elementos jugables nuevos. Su principal diferencia radica en que el juego se divide en capítulos, y cada uno de ellos sirve como excusa para visitar una ciudad de un país distinto.

Este último capítulo toma lugar en la ciudad japonesa de Hokkaido, en una especie de hotel-spa anexado a un centro médico con tecnología de punta.

Como sucedió en Bangkok, no recorreremos las calles del país, sino que su cultura se ve reflejada en el complejo en el que estamos. Veremos ropajes clásicos del país del sol naciente, sea para un huésped o para un cocinero; las decoraciones y los jardines interiores perfectamente cuidados; los inodoros más avanzados del mundo que se abren solos al pasar cerca de ellos, etc..

El lugar se encuentra ubicado en medio de una estructura montañosa. Saldremos de la comodidad del spa, para encontrarnos ante la imponente naturaleza de montes nevados, preguntándonos cómo el hombre puede construir algo en un lugar como ese.

Se abre solo...

La primera temporada de Hitman se termina en un complejo médico ubicado en medio de los montes japoneses.

Dance, Hitman, dance.

Tenemos que infiltrarnos al lugar para eliminar a un paciente perteneciente al grupo que nos viene trayendo problemas desde el primer capítulo. Ya que estamos, también se nos ordena liquidar a una líder de los Yakuza, la mafia japonesa.

Nuevamente tenemos una gran libertad a la hora de encarar nuestro objetivo, aspecto que vuelve a ser el punto más fuerte del juego. Podemos ir sigilosamente detrás de nuestro objetivo esperando la oportunidad ideal para matarlo, abrirnos paso disparando a quien se nos cruce, aprovechar oportunidades únicas que requieren adaptarse al contexto, o combinar todas.

Para los jugadores que les gusta sacarle el jugo a todo lo que el nivel tiene para ofrecer, no sólo van a poder volver una y otra vez a cada lugar, aprovechando las distintas oportunidades de infiltración, sino que el juego nos invita a eliminar otros objetivos con condiciones especiales, no por la historia sino por diversión.

La historia vuelve a ser el punto más flojo. Cada capítulo tiene una escena de introducción y otra de cierre. Hasta este capítulo parecía que había un hilo conductor, que aunque fuese pobre, daba un contexto apropiado. En Hokkaido sin embargo, esto cambia para mal.

Terminado este capitulo, se nota que se decidió hacer una temporada nueva en la mitad del camino. El final, a pesar de revelarnos un detalle interesante del origen del agente, es anticlimático y no tiene mucho que ver con lo que se venía anticipando.

Una gran ambientación.

Ahora que salió el juego en su totalidad, podemos puntuar la experiencia general. Hitman logró transformarse en un juego de sigilo único. Esto no lo hace ni mejor ni peor que su competencia, sino que tiene características que hace que la comparación no tenga sentido. La variedad de lugares por los que pasamos hace que nos encontremos ante un lindo juego de turismo. Cada ciudad tuvo sus particularidades y sin duda queremos ver muchas más.

Los desarrolladores también se dieron cuenta de eso, por lo que muy desprolijamente decidieron nombrar al juego como la primera temporada, arruinando el hilo conductor y haciendo que no haya un valor agregado al unir todas sus partes. Otra crítica -que supo tener más peso en los primeros capítulos- fue la de la estrategia de marketing, vendiéndonos un juego de mundo abierto, cuando en realidad nos encontramos ante un escenario grande y detallado.

En conclusión, nos encontramos ante un buen juego desde el lado del gameplay, con una historia floja, y una mala campaña de marketing. En la ponderación final esto no impide que el juego tenga un buen puntaje, pero con un poco más de orden nos habríamos encontrado ante uno de los mejores juegos de sigilo de la generación.

¿LO JUEGO?

Un lindo juego de sigilo, a pesar de algunas fallas que hubieran sido fáciles de evitar.

Lo Bueno

  • Cada locación es diferente a la anterior y variada en sí misma.
  • Elementos culturales propios del país en el que estemos.
  • Muchas formas de encarar los objetivos.
  • Explora el origen del agente 47.
  • Nivel de rejugabilidad alto.

Lo Malo

  • El hilo conductor pasó de pobre a desprolijo.
  • Los tiempos de carga, si bien mejoraron, siguen siendo malos.
  • Nunca nos encontramos en un mundo abierto propiamente dicho.
  • Alguna inconsistencia con la IA.
8

¡A no dejarlo pasar!

Facu ya no es el checkpointer más joven, pero si el mas alto. Histórico usuario de PlayStation y las portátiles de Nintendo, recientemente sumado a Xbox gracias a GamePass y el trabajo. Disfruta de una buena historia antes que todo, sin importar el medio o el formato (series, cine, libros...), aunque los videojuegos son los que más lo atrapan. Como la mayoría en Checkpoint juega desde que tiene conciencia y sabe que va a seguir jugando siempre. Facu trabaja en Microsoft.